La mejor inversión está en tu círculo de confianza

Trabajar duro es mi filosofía en todos los sentidos, me ha ayudado a alcanzar metas que jamás pensé lograr.

Y aún así, todavía siento lejos todo.

Pero tengo la clara confianza de que, con todos mis equipos, comunidades, aliados, levantaremos la barra que tanto anhelamos.

¿Por qué?

Dentro de mis círculos he notado una actitud muy particular sobre la forma de ejecutar proyectos. Y es que todos conocen el valor de las personas.

Estamos enfocados en servir. De ver a las demás personas crecer, mejorar, sentirse bien.

En otro de mis artículos anteriores hablé sobre el libro "8 to be Great" de Richard St. John, en el cual se entrevista a cerca de 500 conferencistas de TED sobre cómo lograron alcanzar sus éxitos empresariales, deportivos, culturales, políticos, etc.

De estos puntos, se destaca enormemente los tópicos sobre pasión, perseverar, ideas, etcétera.

Pero el más importante, es "SERVIR".

Todos, absolutamente todos, se enfocaron fuertemente en apoyar y apoyarse en los demás.

Esto, para todas las empresas, profesionales, en su forma más natural, deben de tener claro que servir a las personas no es una "ventaja competitiva", es el propósito inicial.

Cuando una empresa genera un soporte espantoso, una atención horrible, una falta de importancia sobre la persona que invierte su dinero en ustedes, los síntomas conducirán a buscar una propuesta mucho más interesante, los cambiará tarde o temprano.

Si tienen la oportunidad de leer a Peter Thiel, un genio en empresas tecnológicas e inversiones, tiene un libro llamado Zero To One, con un capítulo de nombre: "Competition is for losers".

En él, se menciona que las empresas no pierden por competencia, sino por no identificar lo que las personas buscan, por no generar una base de clientes que estén dispuestas a sentirse confiadas con el producto ó servicio.

Por explotar a sus equipos con desconfianza, engaños, deshonestidad.

Como profesionales, siempre tengan claro en ayudar a la gente. Piensen en el largo plazo. En relaciones duraderas.

Las relaciones bien fundamentadas son la mejor inversión que puede haber.

Adicional a esto, ten claro que a nivel personal pasa lo mismo.

Hay problemas que nos carcomen diariamente.

Aprender a pedir ayuda, sentirnos confiados de que tenemos personas que nos cuidan la espalda, es vital para nuestra salud física y mental.

Cuando una persona es congruente con su forma de servir a sus círculos, crea un ambiente en el cual será ayudada en su momento. Tal vez no por la misma persona, pero sí por el mismo ambiente.

Esto se le conoce como el círculo de la confianza, bajo los términos de Simon Sinek.

Tengamos claro SIEMPRE, que las personas, nuestros círculos, son lo más importante.



Mike Nieva

Mike Nieva

Activando marcas personales, desarrollando software e impulsando empresas con alta misión educativa.