Todo mundo tiene afinidades.

En la escuela teníamos amigos increíbles en fútbol, matemáticas, diseño.

Hoy, años más tarde, es probable que los veas hacer otras cosas y te preguntas enormemente por qué no siguieron el camino tan brillante que tenían.

Puede que haya sido una elección personal ó las circunstancias los hayan llevado hacia otro lugar. Es totalmente viable y aceptable.

Pero, ¿qué hubiera pasado con UNA EJECUCIÓN MASIVA sobre esa afinidad?

Y nosotros, con nuestros talentos naturales, ¿qué tanto los estamos empujando al cielo?

Cuestiónate:

¿Cuántas veces terminamos nuestro trabajo regular y nos queremos olvidar del tema?

¿Cuántas veces en tiempos libres escribimos en comunidades sobre nuestros descubrimientos, consejos ó tips para ser mejores en esa área?

¿Cuántas personas autoritarias de los temas que nos gustan nos conocen ó al menos hemos asistido a sus eventos?

¿Cuántos libros leemos sobre nuestro sector, diariamente?

Es importante determinar si estamos sobre nuestro camino robasueños.

Volverlo una prioridad.

Dejarlo al azar es admitir que no llegaremos tanto como nuestro potencial lo desea.
Y eso, lamentablemente, es un desperdicio de vida.

PERMITE que el mundo conozca el arte más profundo de tu ser.

El mundo lo busca y lo recompensa en todo sentido social, económico, profesional.

Necesitamos personas que no tengan miedo a destacar y demostrar que pueden llevar su talento al punto más alto.

Como diría Seth Godin: "The world needs you. We need you."

Muestra tus habilidades. No busques los aplausos. Éstos llegan solos y con el tiempo.


☕️ Cada semana generamos nuevas conversaciones en mi #Latte.

Únete y recibe consejos sobre cómo ser un mejor profesional en la era de la tecnología, branding, educación.

Suscríbete AQUÍ.