Gestionar proyectos es caótico.

Pero, sus recompensas te promueven profesionalmente muy rápido.

Esto lo aprendí cuando estuve a cargo de la ejecución de varios eventos tecnológicos con cantidad de personas que llegaban a 1500.

Verás, cuando te asignan el proyecto y tienes un enorme caos en tu plato, lo primero que hay que hacer es, estar tranquilo.

Sí, tranquilo.

Debes ser la persona más tranquila del cuarto. Ecuánime.

Si no lo estás, va a parecer que no tienes control, no te vas a concentrar y vas a poner tenso a tu equipo innecesariamente.

Posteriormente, coloca en tu mente la idea de que "va a salir bien".

No es para todos el caso, pero te lo cuento porque siempre miramos hacia el peor escenario.

No lo hagas. Porque ni siquiera has empezado.

Claro. Va a haber un momento, en el proceso de gestión de proyectos, donde van a evaluar escenarios.

A este técnica se le llama "Simulación Montecarlo". Pero esto va mucho más adelante y ya tendrán todos los datos.

Por ello, no te agobies. Take it easy.

Traza la idea de que va a salir muy bien.

Después de esta posición mental y tu equipo presente, vas a crear la visión y los objetivos.

Lo charlas con tu equipo, qué queremos lograr, terminas de hablar y es en ese preciso momento donde vas a escuchar voces de todos:

"Ok. Pero necesito presupuesto para las playeras."
"¿Quiénes son los ponentes?"
"¿Y las entradas? ¿Se cobrarán por internet?"
"¿Va a haber 'After'?
"Yo conozco a..., nos puede ayudar."
"Es que no se..."

Este es el punto más importante de la gestión de proyectos.

Va a haber un "brainstorming" enorme de ideas y debes ser capaz de entender que:

  1. Todas esas ideas son importantes. Pero necesitan orden.

  2. Unas son fundamentales de hacer, otras son detalles y unas más irán a la "lista de deseos".

  3. Deberás anotarlas en Post-It's. TODAS.

post-it-plus-app-ipad

¿Por qué Post-It's?

Porque una vez que tengas todas, empezarás a filtrar.

Desarrollarás un concepto llamado "Ruta crítica".

Esta te permite conocer las actividades más importantes del evento, no negociables, que te ayudarán a ejecutarlo en su mínimo.

Si no tienes esto, estarás preocupado por las playeras primero, en lugar de conseguir el "lugar" del evento, que es una actividad primordial.

El gestor de proyectos no se encarga de hacer TODO SOLO. Su rol es tomar todo ese caos, darle orden y que se vaya ejecutando sublimemente.


☕️ Suscríbete a #Latte y recibe consejos para ser un mejor profesional. Cuéntame de tus proyectos. Charlemos.

Suscríbete AQUÍ.