Podemos pasarnos HORAS pensando en qué escribir, subir, compartir HOY en nuestras páginas, sitios o redes.

Podemos creer que necesitamos el contenido PERFECTO para construir una marca.

Pero, si algo he aprendido con esto, es que sólo necesitas crear contenido CONSTANTEMENTE.

Repito. CREARLO. CONSTANTEMENTE.

Compartir cada día de tu vida esos detalles que notaste y aportan mucho valor a tu alrededor.

Si estás iniciando un proyecto, habla sobre la inspiración, sus objetivos y el mismo proceso creativo.

Si tienes un negocio, escribe o graba sobre los métodos, la cultura y tus avances a toda tu audiencia. Que sientan que son parte esencial.

Si llegaste a una meta, difunde el resultado final. ¿Qué aprendiste y cómo puede ayudar a alguien más?

Lo que te quiero decir es que COMPARTIR es la clave.

Saber qué haces y qué te importa diariamente es mucho mejor que un portafolio o un CV porque muestra lo que realmente eres.

Tu reputación se va edificando con la disciplina.

Por ello, muestra, con todas tus redes sociales, el "POR QUÉ" te importa levantarte cada mañana.

De cierta forma y en lo personal, mucha gente me conoce por ser buen programador.

Otros por mi área de mercadotecnia.

Algunos por un artículo que escribí sobre mis viajes o experiencias.

Al final, ellos se han vuelto con el paso del tiempo mis amigos, clientes, colaboradores, socios o mi íntima comunidad.

Ellos confían en mi. Y les abro puertas.

Confío en ellos. Me abren a mi.

Al final, ¿es difícil? Probablemente. Pero haz el intento.

Comparte una sola cosa. Lo que más te revele valor. Sin miedo y perfección.

Verás resultados interesantes.

"Share like an artist. The world needs you."


Inspirado en el libro "SHOW YOUR WORK" de Austin Kleon. Es espectacular. Se los recomiendo.


☕️ Cada semana generamos nuevas conversaciones en mi #Latte.

Yo te escribo sobre cómo ser un mejor profesional en la era de la tecnología, marketing, comunidades, educación.

Suscríbete AQUÍ.