Las nuevas empresas la pasan mal ó incluso quiebran por una simple razón que nunca se trata tan a fondo en los seminarios, conferencias, eventos, etcétera.

Esa razón es una habilidad. La más importante que vas a necesitar en toda tu realidad profesional.

Saber vender.

Levantar una empresa desde cero es una montaña rusa de emociones que probablemente la mayor parte del tiempo no vas a disfrutar.

Es una gran pasión, sin duda, tener algo propio ó formar parte de una gran startup.

Crear productos que “cambien el mundo” es la gran meta y sueño de todos.

Sin embargo, todos los beneficios del éxito empresarial suceden únicamente después de darte cuenta que sólo hay una forma de triunfar en este ámbito y que al principio no se nota tan fácil.

Salir de la obscuridad y ponerte enfrente de tus clientes, tus usuarios.

Mostrar que lo que tienes es una SOLUCIÓN DOMINANTE y que, posteriormente, lo adquieran.

Vender es el talento más importante hoy en día para cualquier emprendedor, empresario, desarrollador, diseñador, arquitecto, nutriólogo, contador, etcétera.

Con ventas no me refiero a la persona típica que entrega folletos ó que se pone un traje de cuadros que da ofertas sobre sus autos. Eso es del siglo pasado.

Hoy vender es un talento que debes desarrollar todo el tiempo y se trata de conectar, de ayudar, de concretar.

No digo que las habilidades técnicas y académicas no sean importantes, lo que te estoy queriendo decir es que si no inviertes tiempo en mejorar tu sentido social y de ventas, no vas a progresar tan fácil. Más si estás enfocado en áreas de negocios.

Un profesional que sabe vender es capaz de influir, ayudar, mover, definir, convencer, persuadir.

Él es la primera persona de su equipo que propone y hace que las cosas sucedan.

Todas las economías y sectores del mundo han prosperado gracias a que una persona tuvo el coraje para revisar, generar confianza y cerrar un acuerdo que beneficiara a ambas partes.

No sólo te hablo de dinero. También de tus ideas, tus proyectos, tus sueños.

No tengas un producto épico, ten una comunidad épica que ame tu producto épico, a través de lo que representas tú y tu empresa.

Todos sabemos vender.

Te lo aseguro.

Te lo escribo y te lo firmo.

  • Lo haces cuando te gusta una película y se lo recomiendas a todos tus amigos porque según tú "DEBEN" verla.
  • Cuando decides qué restaurante deben comer tu grupo de amigos.
  • Al recomendar una aplicación.
  • Cuando estás con una persona y estás totalmente convencido que es importante pasar tiempo con ella por el mismo interés.

Eso, querido lector, es un "switch" mental.

Es la forma de alcanzar lo que quieras si lo aplicas con decisión en tu empresa.

Si estás totalmente vendido en lo que haces, con tu negocio, te irá muy bien. Porque estás convencido de que le va a servir un montón a tus círculos.

Es vital comprender que vender no es malo, ni mucho menos daña a la gente.

Es influir positivamente en compartir lo que creemos plenamente.

Pulir esta habilidad será un compromiso que como comunidad la iremos trabajando.

Be awesome.

¿Qué percepción tienes sobre vender?

Respóndeme en Twitter.


☕️ Regresa #ConversandoConUnLatte, una dinámica donde recibes consejos para ser un mejor profesional, me cuentas tus proyectos y charlamos los dos.

Suscríbete aquí.