Mitos sobre marcas personales

Una de las autoras mayor reconocidas en el ámbito de marca personal es Karen Kang. Una emprendedora dedicada a desarrollar profesionales en Silicon Valley, alcanzando más de 1,000 personas en los últimos 10 años.

La conocí por su libro, "Personal Branding Pays" y me ayudó a entender mucho más del ecosistema de valor que nuestro nombre puede representar.

En uno de sus capítulos introductorios sobre mitos, escribí un análisis al respecto.

Los mitos a romper en marcas personales

Existen 3 mitos muy populares alrededor de este tema y que deberás romper para poder iniciar una marca o exponenciarla.

MITO 1: "HACER UN BUEN TRABAJO ES IGUAL A UNA GRAN REPUTACIÓN"

Has trabajado todo el fin de semana intensamente, te desvelaste, entregaste los reportes y aún así, no te quejaste. Tienes persistencia de guerrero.

No te paras de tu silla. La gente te ve trabajar. Piensas que todo mundo dice: "Wow, que increíble trabaja."

Es muy seguro que, internamente, sepas que en alguna junta se está reconociendo tu sacrificio y trabajo duro.

Sin embargo, en los siguientes días encuentras que la persona que va a subir de puesto no eres tú. Es alguien más que llegó de fuera.

Te sientes robado con el asunto y no entiendes por qué sucedió así.

Quiero ser sincero. Esta situación es muy común en todos los ambientes de trabajo y lo viven millones de profesionales alrededor del mundo.

No estoy diciendo que no debemos trabajar duro por los temas que nos apasionan ni tampoco que debemos ser ajenos a los objetivos de la empresa. No.

Lo que quiero resaltar con este escenario son dos puntos:

· Las personas NO LEEN mentes. Si quieres algo, PÍDELO. En serio. Es algo muy simple pero poderoso. Debemos aprender a pedir lo que queremos. Quieres un puesto, un negocio, inversión, PÍDELO. Aplica y dilo claro y directo.

· La exposición de tu experiencia constante y el aprendizaje del trabajo diario que haces debe ser COMUNICADO.

Debes hacer "marketing" de tus contribuciones para ser reconocido con mayor precisión.

No es personal. Asumamos que las personas no tienen tiempo.

El ser humano integra a sus equipos, comunidades, tribus a personas que les genere mayor confianza. Si eso sucede y tienes los "hard-skills", serás el primero en su mente. Pero HAZ QUE LO SEPAN.

Esto implica, insisto, marketing personal dentro y más allá de la empresa. No sólo asumir que sucede.

IMG_8208

MITO 2: "MI JEFE PROMOVERÁ MI MARCA"

Siempre apoyas a tu jefe. Lo sigues. Lo apoyas. Te da responsabilidades y te conecta con sus clientes para crecer. Todo excelente.

Pero, un día, tu jefe habla contigo y te dice que va a dejar la industria legal para dedicarse a ser chef internacional en Francia.

Lo asumes lo mejor posible pero te das cuenta que sin su nombre y valor de mercado te empieza a costar más trabajo.

Los clientes no se sienten ya tan contentos y empiezan a dudar si quedarse contigo.

Esto es otro tema muy común.

Ciertas culturas incluso cultivan la imagen de que el jefe es como una figura paternal que debe de cuidarnos y proveernos seguridad para crecer. Incluso, hay personas que creen firmemente que es un trabajo del jefe promover su valor en el mercado.

Es muy raro pero no lo consideremos.

Cada uno de nosotros somos responsables de nuestra marca personal. Somos responsables de nuestra educación, destino profesional y conexiones sociales.

Los jefes siempre están ocupados y no están pensando en promover nuestra marca.

Si un día ellos se van, todo nuestro esfuerzo de marca personal lo veremos caminar lentamente fuera del edificio.

Somos responsables de nuestra marca personal hacia la empresa e industria en general. Somos nuestros propios "Brand Managers".

Si queremos ser considerados en otros trabajos u oportunidades, debemos de exponernos más.

MITO 3: "AUTOPROMOVERSE ES EGOCÉNTRICO Y MALO"

Existe mucha controversia al pensar de que si tienes una página de fans de Facebook eres una persona que "se quiere mucho" o no tiene humildad.

La marca personal habla sobre promover tus valores al máximo. No es mentir. Es relucir lo mejor de ti.

Cuando generas contenido memorable y valioso, las interacciones te permiten ser una persona mucho más humana y empática con los problemas que el sector tiene.

Gánate ese lugar en la mesa de tu industria. No solamente ocupemos el espacio.

Contribuyamos con ideas y aportemos. No se ve mal. Las personas lo van a apreciar.

Compartir tus experiencias permite hablar sobre buenas prácticas y la aspiración de hacia donde queremos llegar tanto tú como toda nuestra comunidad profesional.



Mike Nieva

Mike Nieva

Activando marcas personales, desarrollando software e impulsando empresas con alta misión educativa.