No veas a la competencia como tu enemigo

Tratar de "matar" a la competencia es una tontería.

Es un concepto que las personas y empresas enfrentan dentro de los mercados, irremediablemente.

Pero la elección de concentrarte en el otro es tuya. Hazlo y perderás más de lo que piensas.

Mientras más buscamos competir, menos podemos ganar. Y es normal que suene difícil de comprender porque toda la vida nos han dicho que competir es lo más importante.

Desde que estamos en la universidad hasta estar jugando en el mundo laboral generamos una percepción extrema al pensar que hay que derrotar a los demás por un lugar específico.

La gente se vuelve obsesiva comparando su avance en su propia carrera profesional dependiendo de cómo le va a los demás.

Como humanos puede sonar sensato pelear y ganar. Honor y orgullo. Superioridad. Demostrar que ser mejor es una sensación increíble.

Es parte de nuestra lógica natural de supervivencia de comer ó ser comido, pero pensar así es un desastre en negocios y en general en cualquier rama profesional.

Si reconoces a la competencia como una fuerza destructiva en lugar de una señal de valor, ve preparando tu derrota.

Cuando las empresas se enfocan en servir a un mercado con mejores experiencias, el sector se amplía, hay un mayor flujo de dinero y un consumo más próspero. Todos crecen, incluyendo tus clientes, por la búsqueda de una mejor experiencia.

Lo más importante es unificar.

Crea lazos, equipos, sectores visualizados en levantar la misma barra que el mercado tiene.

No digo que competir sea malo totalmente ni que no pueda funcionar como un "motivador", pero dedicarle el 80% del tiempo a ello no es viable.

Si hay algo que tu competencia hace excelentemente bien, admira eso y continúa generando valor al mercado. Es lo que todos necesitamos para hacer una disrupción con nuestros productos y servicios.

Finalmente, mientras creas valor piensa en ser el último jugador del juego.

Ser el primero en un mercado nuevo está muy bien, pero es una ventaja temporal.

Lo que realmente logra posicionar empresas a mediano-largo plazo es pensar e incluir en su visión una solución definitiva a ese problema que tus clientes tienen.



Mike Nieva

Mike Nieva

Activando marcas personales, desarrollando software e impulsando empresas con alta misión educativa.