La impresión que tienes de esta foto es la correcta.

16729274_844684815699175_6672971972995626571_n

No. No me equivoqué en elegirla. Es la PRECISA para el mensaje que quiero compartirte hoy.

Esta es una de las primeras fotos que tomé al momento de bajar del avión en China.

Hace un par de años volé y viví en Asia.

Conocí amigos totalmente nuevos que cambiaron la perspectiva de absolutamente TODO lo que yo consideraba "normal".

Todos hicimos el "switch" mental a inglés y coexistir.

Todos nos enfocamos en dominar la cultura y el estilo de vida antagónico al nuestro.

Todos empezábamos una vida nueva. Mientras nosotros estábamos despiertos, nuestro círculo de siempre DORMÍA.

Y es ahí donde entre todos hablábamos de una soledad inmensa entre nosotros.
Momentos donde te sientes incomprendido. Incómodo. Difícil. Pesado.

Ese punto donde, como por ejemplo esta foto, te puede hacer gracia al inicio pero es complicado enfrentarte a esta situación cotidianamente.

Sin embargo, esto es lo maravilloso de VIAJAR.

Aprendes sobre tu adaptabilidad a los cambios y a dominarte bajo presión.

Habilidades que bien dominadas pueden llevarte a puertas más grandes en tu vida personal y profesional.

Ese momento incómodo de ver esta foto, pensar en la situación de que SIEMPRE vas a ir al baño así, te pone en un conflicto de desventaja debido a que no entendemos porque la gente crea este tipo de productos.

Pero, que no lo entendamos no quiere decir que no funciona. Solamente es diferente.
Y que sea diferente no quiere decir que sea malo o bueno, simplemente hay un nivel de pensamiento alterno.

Seamos empáticos.

Seamos embajadores en otros países.

Viajemos con la gran apertura de mente a conocer otras culturas, estilos de vida y sobretodo, a enfrentarnos a cualquier situación.


☕️ Suscríbete a mi #Latte, una dinámica donde recibes consejos para ser un mejor profesional, me cuentas tus proyectos y charlamos los dos.

Suscríbete AQUÍ.