1. LOS MENTORES DIRECTOS NO SON PRÁCTICOS

¿Cómo lanzar best-sellers al mercado? Lee a Tim Ferriss.

¿Cómo hacer una empresa de clase mundial? Lee a Bill Gates.

¿Cómo crear contenido de alto impacto? Lee a Gary Vaynerchuk.

Es mucho mejor tener estos mentores ASÍNCRONOS.

Personas que están fuera de mi círculo y NO me conocen pero aprendemos de ellos a través de sus publicaciones, empresas, misiones y rutas trazadas.

Si necesitas a alguien que esté a tu lado todo el tiempo, ES PURO DRAMA.

Puedes hacerlo a tu ritmo, consumiendo lo que producen y diseñando TÚ el mapa.

Tienes internet, redes, comunidades.

Eso es alto desempeño. Eso es clase mundial.

2. VAS A FALLAR SI DEPENDES DE TU MENTOR PARA EJECUTAR.

Existe el riesgo de que te detengas en ejecución porque vas a esperar el "OK" del mentor.

¿Dónde está lo de ser audaz?

Muévete. Haz prueba y error. Tests A/B.

Ejecuta masivo y TENGAMOS el control de nuestra educación todo el tiempo.

Si necesitas un consejo de alto desempeño, ve directo a TODO lo que las personas a las que quieres llegar a ser producen y aprende brutalmente de ahí.

3. SÉ ESA FIGURA DE "MENTOR" CON PROTEGÉS

Ponte hacer cosas y mejor busca protegés.

Puedes ser un "mentor" pero tú los eliges y debes crear un filtro hacia ellos.

Que ya se hayan separado de la mayoría por su experiencia, ganas de aprender, compromiso, audacia y que tengan productos en su mercado.

Porque, realmente, ya han demostrado su valía en el mundo de su negocio y necesitan empujones de otro calibre, no de cero.

Verás que podrá existir una relación de valor mucho más grande y crecerán más rápido.

Pero, ¿para todos los demás que quieren estar contigo?

Produce contenido de alto valor en tus redes y dales también esas opciones. Todo bien.

De ahí la importancia de una marca personal efectiva.


☕️ Regresa #ConversandoConUnLatte, una dinámica donde recibes consejos para ser un mejor profesional, me cuentas tus proyectos y charlamos los dos.

Suscríbete AQUÍ.